El Valencia profanó La Catedral. El imprevisible y desconcertante bloque de Albert Celades, camino a contra reloj de localizar una nueva identidad, pinchó la condición de invicto del Athletic en su feudo y rompió, de paso, múltiples estadísticas.

 

El once del murceguillo terminó con la ráfaga de 17 partidos sin perder del Athletic en San Mamés, marcó el primer tanto de la época en el fortín vasco y fue, además de esto, el primer conjunto que supera en el marcador a los leones de Garitano tras 7 jornadas de liga. En su mejor partido del curso, el Valencia, aún lleno de dudas, gana altura.

La ausencia por lesión de Kondogbia provocó un cambio en el desempeño del Valencia en San Mamés. Sin el mediocentro francés, Celades no se atrevió a sostener la tripleta de mediocentros que lo distingue desde el instante en que llegó a Mestalla. La opción de devolver a Wass a esa zona suponía sostener al novato Correia en el lateral derecho. Demasiado peligro. El técnico catalán volvió al 4-4-2, donde Rodrigo, nuevamente por el centro con libertad de movimientos y retrasando su situación para enganchar con Parejo y Coquelin, hizo estragos entre líneas.

Más cómodo con el entramado táctico que usó a lo largo de 2 temporadas Marcelino, el Valencia recobró sensaciones en La Catedral. El Athletic, desagradable en el arranque de curso, fue aguijoneado por los costados. Ferran en la derecha y Cheryshev en la izquierda ganaban los duelos en frente de Yuri y Capa, desbordados frente a la velocidad, con balón y sin balón, del canterano y del ruso. El conjunto de Gaizka Garitano, perdido, no se asomó a la portería de Cillessen hasta el segundo acto, donde ganó en agresividad en los duelos aéreos.

El primer tanto del partido le costó 5 toques al Valencia. Parejo, con un pase con el pecho desde la frontal del área, anuló un centro del Athletic desde el costado derecho. Prosiguió la ofensiva Coquelin, que lanzó a Rodrigo y este a Maxi Gómez. El uruguayo, lejos del área y rozando el fuera de juego, aguardó paciente a que Ferran empezara a correr por la derecha. El canterano recibió superando a Yuri y asistió sobre Cheryshev, que marcó con la derecha. El Athletic recibía su primer tanto en San Mamés este curso y el ruso, señalado en Stamford Bridge y reserva hasta llegar a Bilbao, le dio desequilibrio al Valencia a la espera de que Guedes, en un instante de juego fantasmal, vuelva. El portugués fue suplente en Bilbao. Celades es firme y congruente, Guedes no se halla a sí mismo.

Antes que marcase Cheryshev, Maxi Gómez, ganador en el cuerpeo con los centrales, conminó a Unai Simon con 2 cartuchos rellenos de veneno. En el arranque de la segunda parte, el meta vasco sacó con la cadera otro tiro del blindado uruguayo. El control orientado de Rodrigo y el pase siguiente con el exterior cara el uruguayo fue una exquisitez.

El Athletic se levantó en el segundo tiempo. 2 latigazos seguidos de Williams, invisible hasta ese momento, tropezaron con el pie de Cillessen, primero, y con el poste, después. La defensa del murceguillo padeció la lesión de Garay, que no compareció en este periodo, y los leones aprovecharon para sacar los colmillos. Williams, acompañado por los bombarderos Raúl García y Aduriz en un Athletic apoyado ya en el juego directo, se iba de Jaume Costa y disparaba cruzado. Cheryshev, mientras que, proseguía trabajando en su acera. El internacional ruso pudo cerrar un buen partido con un tanto que le sirvió el menudo Manu Vallejo, que comenzó en LaLiga con esa asistencia.

El Athletic jugó con 10 por lesión de Yuri en el descuento y el Valencia pudo engordar su victoria mas Ferran estrelló un balón en el pecho de Iñigo Martínez con Unai Simón en el suelo.


Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo