El Barça encadenó su quinta victoria sucesiva en la Euroliga con un Malcolm Delaney estelar, que anotó 26 puntos (6 de 9 en triples) y completó 9 asistencias para castigar (84-80) a un competitivo AX Armani Exchange Milán, que en el Palau Azulgrana sumó su quinta derrota en los últimos 6 encuentros.
En un partido de ráfagas, el base estadounidense, autor de 18 puntos en la segunda parte, dio la decimoctava victoria a su equipo, exactamente el mismo cómputo que el Real Madrid, que ocupa la segunda plaza por la diferencia de puntos.

El Barça fue gaseoso en los primeros 20 minutos. Impulsado, tal vez, por la victoria in extremis frente al Valencia, los de Pesic marcaron un ritmo mefistofélico en los primeros acompases del partido.

Mirotic -autor de 15 puntos- anotaba con sencillez, Delaney asistía y, defensivamente, no padecía lagunas. Padecía con el porcentaje de tiros de campos el equipo lombardo, que veía como el Barça disfrutaba de una primera ventaja notable de once puntos (19-8, min.7).

Movía las piezas Pesic dando reposo al quinteto inicial. La segunda unidad entró algo fría en el parquet, instante en el que Nemanja Nedovic apareció desde el perímetro para reducir distancias tras los primeros 10 minutos (23-17).

La tendencia ascendiente del equipo de Ettore Messina se confirmó en el segundo cuarto. Endureció el ritmo protector el adiestrador italiano y lo apreció el Barça en los porcentajes de tiros de campo.

La lesión de Thomas Heurtel, que se retiró del partido en el minuto 13 sin poder respaldar el tobillo izquierdo, pareció afectar a los jugadores blaugrana.

Un parcial de 0-8 ponía por delante al Milán por primera vez (28-30, min.15). Con el ritmo de partido controlado por un estelar Sergio Rodríguez (14 puntos) en la dirección, al que se sumaron Micov y Crawford, el conjunto trasalpino domesticaba con sencillez a un contrincante perdido.

A pesar de los triples de Kuric y Claver, el Barça firmó un segundo cuarto pésimo. Alén del parcial de 13-28 y los 9 puntos de desventaja (13-28), dolió más el susto de Heurtel.

Se sobrepuso en la reanudación el Barça, y lo hizo al ritmo del único base que tenía en pista. 4 triples de Malcolm Delaney en el tercer cuarto dieron oxígeno a los blaugrana.

Desde el perímetro y la defensa, el equipo blaugrana encadenó un parcial de 25-8 en 8 minutos, y del 36-45 se pasó al 61-53 (min.28).

Con su equipo algo falto de lozanía, surgió nuevamente el talento de Sergio Rodríguez. Un triple del base canario abría aún más el partido ya antes del último acto (63-59), pese al parcial de 27-14 conveniente a los locales en el tercer periodo.

Intercambiaron canastas los dos equipos en los primeros acompases del último periodo. A 5 minutos para el final, los locales dominaban por solo 6 puntos (72-66).

El Milán proseguía vivo, a la espera de los fallos del Barça. 2 pérdidas sucesivas blaugrana las aprovechó Tarczewski para situar al conjunto italiano con una mínima ventaja a 1 minuto y 39 segundos para el final (76-77).

Mas Delaney no había dicho la última palabra. El base de Baltimore anotó un triple y repartió 2 asistencias a Davies y Kuric para sentenciar el partido y percibir la justa ovación del Palau Azulgrana.

Publicidad

 
Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo