El Real Madrid de Pablo Laso prosigue teniendo al CSKA como bestia negra toda vez que visitan Moscú. Son 7 derrotas seguidas allá. Esta vez por 60-55, guarismos que señalan de más que fue un partido lamentable donde ganó el menos malo. Se corta de este modo la ráfaga de 13 victorias sucesivas de los blancos, que no perdían desde hacía un par de meses y medio en la Euroliga.

Resurgió Llull tras prácticamente un par de meses lesionado y asimismo unos minutos para Reyes, que metió un triple ya antes del reposo y superó con él la cantidad de 3000 puntos anotados en la enorme competición europea, quinto jugador que lo consigue.

El Madrid comenzó bien y tuvo pequeñas ventajas en el primer cuarto (14-21) ayudado por 4 triples anotados y el buen trabajo en la pintura, que llevó al CSKA a fallar mucho.

El beneficio visitante fue subiendo al no permitir sumar a los de Itoudis (14-26, min. 13), la situación proseguía controlada con el 22-33 a 2 minutos y medio para el reposo, mas no anotaron más los de Laso y se llegó con un 26-33 al ecuador del choque. Dos faltas estrictas dieron tiros libres al equipo moscovita y los aprovecharon para recortar distancias. 5 de 20 en tiros de 2 y 8 pérdidas el CSKA para explicar su pobre anotación.

Una menos llevaba el Madrid aparte de mejores porcentajes para explicar esa buena ventaja desperdiciada un tanto. Los de Laso fueron aun a peor y no anotaron en los primeros 5m y 37s del tercer periodo para encadenas más de 8 sin anotar. Incluso de esta manera estaban solo 36-33 abajo.

Thompkins rompió la sequía y el encuentro llegó con un triste empate a 43 al cuarto definitivo. Mas si no metes nada es bastante difícil ganar. Unos y otros fallaban y fallaban o bien perdían balones (51-50, min. 35).

Con 53-52 y prácticamente 4 minutos por disputarse los de Laso profundizaron su falta de puntería con múltiples malos ataques. Incluso de esta forma Deck puso el 55-54 a 1m21s de la conclusión. Falló Mike James, asimismo Campazzo y Hilliard sí acertó con un triple a 37s para dar el triunfo al CSKA puesto que Llull la perdió en el ataque siguiente.


Publicidad

 
Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo