El Madrid se consuela con la tercera plaza de la Euroliga frente a un Fenerbahçe que desapareció en el cuarto definitivo (75-94). Los blancos dominaron una gran parte del choque mas no lograban abrir brecha hasta ese instante. Gran partido de Gustavo Ayón y Facundo Campazzo: el mexicano metió 23 puntos sin fallo y 11 rebotes al tiempo que el base cerró el choque con 12 puntos 15 asistencias y 3 hurtos.

Del bloque turco resaltó Kostas Sloukas, si bien lo peor que se llevaron no fue la derrota: Vesely se retiró con molestias al reposo y Erick Green en camilla a falta de 3 minutos para el final. Mala pinta lo del exterior, que podría tener roto el ligamento de Aquiles.

Sendos equipos empezaban el partido con los menos frecuentes, mas el Madrid salió con mayor intensidad. Pronto empezó a dominar Ayón en la zona, más todavía tras el recital de pases de Campazzo, para poner la primera ventaja Madridista en el marcador (16-24). Pese a ello, el Fenerbahçe logró darle la vuelta al marcador con Kostas Sloukas como directivo de orquesta y Jan Vesely imponiéndose en la zona. Los turcos mandaban al reposo (40-38) mas el pívot checo acabó tocado y no volvería a jugar más en lo que quedaba de encuentro.

Fue tras el reposo cuando se desataron en ataque sendos equipos. Thompkins y Causeur asediaban el aro contrincante y Ayón volvería a pista para asentarse nuevamente en la zona, más todavía sin un Vesely que le frene. Los de Laso lograron remontar ya antes de un tercer cuarto final (63-69) en el que el Fenerbahçe, sencillamente, desapareció. El Madrid prácticamente encauzó el partido con un parcial inicial de 0-12. Pasados 6 minutos, los turcos lograron anotar sus primeros puntos del último cuarto, mas ya era demasiado tarde. La nota mala del partido para los de la ciudad de Estambul no fue la derrota, sino más bien la lesión que puede tener Erick Green. Un peaje demasiado costoso para un jugador y un equipo en un partido para el escaparate.