Sin Mirotic y con el recuerdo de la sorprendente derrota frente al Zenit en la ciudad de San Petersburgo en la última jornada europea, el panorama no era el más halagador para Jasikevicius para medirse al Valencia. El lituano, eso sí, fue la enorme novedad en la expedición blaugrana una vez superado el dichoso virus. Mas el F.C. Barcelona sacó su carácter frente a un contrincante como el que dirige Ponsarnau de esos a los que hay que ganar múltiples veces para tumbarlo en la tela. Y de esta manera lo hicieron los blaugrana, que supieron padecer en los 2 primeros cuartos y asestar el golpe cuando el partido se les puso de cara.

Otra de las notas positivas en clave blaugrana de la noche fue la inmaculada actuación de Roland Smits, que con 15 puntos sin fallo –a los que agregó 7 rebotes– firmó la mejor anotación de su carrera en la Euroliga, cosa que le valió los encendidos encomios de su entrenador: “Creo que absolutamente nadie se merece más este partido que . Trabaja como pocos jugadores he visto en mi vida. Meridianamente le falta experiencia y algo de ritmo tras no jugar mucho estos 2 últimos años, mas ha aprovechado su oportunidad”.

El acierto de Dubljevic en los primeros minutos dio a los locales, que jugaron con el apoyo de su público, las primeras ventajas, que se estiraron hasta el 15-9 que situó Prepelic (minuto 5). Fueron minutos de orgía anotadora en los que Jasikevicius, además de esto, dio los primeros minutos del curso a Kuric y al canterano Sergi Martínez (21), que comenzó en la Euroliga. La entrada de Calathes, suplente de comienzo, dio mucha seguridad a sus compañeros y fluidez al juego de su equipo.

Superados los aprietos iniciales, igualadas las fuerzas al reposo, el Barcelona advirtió una pequeña debilidad en el Valencia mediado el tercer parcial y la apretó con todas y cada una su fuerzas. El resultado fue un parcial de 0-16 a favor suyo y 6 minutos del contrincante sin anotar una sola canasta. El 44-59 que situó un desatinado Oriola ya en el último cuarto pareció la sentencia. Mas frente a los taronja no existe esa palabra y el Barcelona se vio obligado a trabajarse nuevamente el triunfo hasta el último minuto. No hubo respiro frente a los triples de Kalinic mas Davies, con el tablero como amigo, liquidó claramente la victoria. Es la segunda en 3 jornadas para los blaugrana tras la cosechada frente al CSKA. El Panathinaikos, este jueves, y el R. Madrid, el viernes 23, van a ser sus próximos contrincantes. De entrada, sin Mirotic.


Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.