El Barça Lassa sentenció por la vía veloz el primer partido de semifinales de la Liga Endesa tras apalizar al Tecnyconta Zaragoza (101-59) en una enorme actuación de los azulgranas, resaltando Kuric, con 25 puntos, a la que contribuyó un tímido y también ineficaz equipo maño que se llevó la cuarta peor tunda en la historia de los play-off. 

A base de triples y defensa, el Barça se apuntó el 1-0 en la serie sin despeinarse. El último día de la semana va a ser una nueva historia, mas comenzar de este modo da ética a los de Pesic que no podían tener mejor tarjeta de presentación en estas semifinales.

El Barça salió resuelto a marcar el ritmo del partido desde el primer minuto, y los de Pesic ofrecieron sus mejores minutos en estos play-offs. A los mandos de Pangos, el Barça halló el acierto en el tiro y con una defensa presionante, que dejó sin ideas a los maños.

Los triples iniciales de Claver y Ribas, marcaron el camino blaugrana que de manera rápida se iba de 9 (13-4). El Zaragoza no conseguía buenas acciones ofensivas, con un Okoye ignoto y McCalebb, desatinado.

Pese al tiempo fallecido de Fisac, el Barça prosiguió inspiradísimo desde el triple, cosa que fue incrementando la diferencia con velocidad. Del 16-6 con triple de Pangos, se pasó al 24-9, con nuevo triple de Singleton, para irse de 15 (24-9).

El Palau se lo pasaba realmente bien con un Barça concentrado en defensa y muy inspirado en ataque para terminar el cuarto con 12 puntos de renta (26-14). Dominio del rebote y confianza en ataque, daban el control total a los azulgrana.

La activa blaugrana prosiguió en el segundo parcial, con el estrellato de Kyle Kuric, que decidió ser la referencia ofensiva azulgrana (20 puntos). Con un triple y otra acción de 3 más uno, la renta ya se fue a los 19 puntos (33-14), con un Zaragoza muy perdido en todas y cada una de las facetas.

Todo era demasiado simple para los de Pesic, que llegaron a dominar por 27 puntos (46-19), en un partido ameno para los apasionados, y con buenas acciones azulgrana, y con la aportación de toda la plantilla.

Solo una pequeña reacción del equipo maño (0-7), les llevó a reducir la renta a 20 puntos (46-26), si bien Claver, Pustovyi y Tomic cerraban el cuarto, con el Barça, nuevamente como año y señor del partido, con todo decidido al reposo (51-26).

En la reanudación, el Barça sostuvo el ritmo de la primera mitad, sin dar ninguna opción al Zaragoza, que comenzaba a meditar en el segundo partido del domingo.

Los de Pesic, lejos de relajarse, prosiguieron presionando a los maños y saliendo en buenos contraataques, y anotando de gran distancia si era preciso. El Barça era un autentico rodillo que no halló contestación de los visitantes, que veían como la renta iba subiendo sin que pudiesen recortar la hemorragia.

Al final del tercer cuarto, el beneficio se fue a los 38 puntos (75-37), y terminaron doblando a los de Fisac (84-41) en los minutos de la ‘basura’ del último periodo, en un principios incontenible del Barça. Si bien pese a la tunda, al serie solo está 1-0 y mañana domingo, segundo duelo donde todo va a ser, probablemente, muy, muy diferente.