Argentina cerró con brillantez su participación en la segunda fase del Mundial de Basquet de China. En una actuación que empezó con mucha firmeza y rigor en defensa y que se completó con lujos y calidad en ataque, aplastó por 91-65 a una Polonia que llegaba invicta y que desde el tercer cuarto se resignó a dejar de combatir.

 

De esta forma, Argentina cerró su participación como líder del conjunto y va a jugar los cuartos en la próxima Dongguan ante Serbia, que perdió 81- 69 ante España. Más temprano, Rusia venció a Venezuela 69-60 y se quedó con el tercer sitio.

El escogido nacional salió resuelto a establecer diferencias frente a un contrincante menos experimentado. Con un Facundo Campazzo muy activo y preciso en los pases (dio 4 asistencias en ese cuarto inicial), logró una ventaja que, si bien Polonia logró achicar por instantes se sostuvo en favor de Argentina a lo largo de todo el periodo.

La defensa funcionó realmente bien y apenas dejó 14 puntos de los polacos. Y en ataque, se resaltó en especial Marcos Delía que, alén de sus 4 rebotes y una tapa, cerró con 10 puntos el periodo. En ese arranque, Argentina había logrado la meta de mostrarle los dientes a un contrincante que llegaba en buen nivel mas en los papeles figura un peldaño abajo.

Lejos de aflojar, la defensa argentina se volvió aún más cerrada en el segundo cuarto. Si bien no tan fina en ofensiva, Argentina llegó a sacar una diferencia máxima de 17 puntos en 37-20 cuando faltaban poco menos de 3 minutos para el final del periodo.

Descansó un tanto Campazzo y la conducción recayó entonces en Laprovittola, mientras que Scola aportaba su sapiencia si bien sin que el equipo se volviese dependiente de él: todos aportaban lo suyo para amordazar a una Polonia que no le hallaba la vuelta al partido.

Por si acaso faltaba algo para fortalecer el dominio argentino, brincó a la cancha el santiagueño Gabriel Deck, que se transformó en un nuevo inconveniente para los polacos. Los 7 puntos del jugador del R. Madrid reforzaron la diferencia, que se cerró en 42-27 tras la primera mitad.

La reanudación halló algo fría a Argentina, que dejó que Polonia acortase distancias con dos aciertos. Mas salió bien veloz de la minisiesta. Primero con una racha que tuvo como protagonista a Patricio Garino, con 9 puntos. Y después con una actuación que se volvió aplastante, pues a la defensa férrea de la primera mitad le sumó eficiencia y fantasía en ataque, de la mano sobre todo de un Campazzo mágico.

El último cuarto sirvió apenas para decorar el resultado final y dejar que prosiguiera la exhibición argentina con un enorme nivel de básquetbol. Con una enorme actuación, el equipo ratificó su buen instante y quedó con el ánimo bien alto para enfrentar un choque de cuartos que va a tener sin dudas un nivel más elevado de complejidad.

Ahora Argentina va a jugar por un sitio en semifinales el próximo martes a las 8 en Dongguan (a unos 90 quilómetros de Foshan) con Serbia. Alén de que una caída la habría obligado a un largo viaje en aeroplano hasta Shanghai para jugar exactamente el mismo día desde las 10, el choque frente a los balcánicos promete ser muy duro. Y es, por extenso margen, un compromiso de mayor peligro que los que debió encarar hasta el momento en China.

El equipo de Sergio Hernández mostró un funcionamiento contundente a lo largo de la competencia y venía de vencer sin apremios tras ganarles consecutivamente a Corea del S. (95-69), Nigeria (94-81), Rusia (69-61) y Venezuela (87-67).

Con el liderazgo del veterano Luis Scola (39 años) y la conducción del base cordobés Facundo Campazzo, el conjunto argentino se emociona con otra gran actuación en un Torneo del Planeta, a 17 años del subcampeonato en Indianapolis que significó la llegada de la recordada Generación Dorada.

Argentina está cerca en este Mundial de un segundo objetivo: capturar una de las 2 plazas para los JJ. OO. Tokyo 2020, para lo que debe quedar como uno de los 2 mejores clasificados entre equipos del continente americano.

La derrota de Brasil ante Rep. Checa por el Conjunto K, que puso con seriedad bajo riesgo su pase a la ronda final, dejó al escogido nacional realmente bien precisado para conseguir ese objetivo. La historia podría finalizar de definirse este lunes, cuando los brasileiros encaren al preferido EE.UU.. Si ganan los norteamericanos, Argentina va a haber asegurado su participación en la cita olímpica del año próximo.


Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo