El Bayern no pasó del empate (2-2) en su estadio en el partido inaugural de la Bundesliga, que acentuaron las sospechas de que se encara a una temporada que no le va a ser nada simple. El Bayern dominó y tuvo ocasiones mas no relució y al final le faltó pegada para derrotar al equipo capitalino pese al acierto del polaco Robert Lewandowski, siempre y en todo momento aliado con el tanto.


Benjamin Pavard, que formó la pareja de centrales con Niklas Süle, fue el único de los nuevos fichajes del Bayern que estuvo en la alineación inicial.

Lucas Hernández, a quien el adiestrador Niko Kovac desea darle más tiempo tras su lesión de rodilla, se quedó en el banquillo, lo mismo Jan Fiete Arp, al paso que Ivan Perisic era baja por una sanción que se traía de herencia de la Serie A.

El Hertha, en cambio, tenía en sus filas a su fichaje estrella, el delantero Dodi Lukebakio, que en la época pasada, con el Fortuna Düsseldorf, le marcó 3 tantos al Bayern en la Allianz Arena.

Las cosas parecieron iniciar bien para el Bayern que fabricó jugadas desde ataque desde el primero instante y poquito a poco se fue asentando en las cercanías del área del Hertha.

Cuando Robert Lewandowski abrió el marcador en el minuto 24, tras una buena jugada colectiva y a centro de Serge Gnabry, lo que quedaba del partido parecía ser cosa de trámite.

Justo después del tanto el dominio del Bayern pareció acrecentar y en el minuto 25 Gnabry y Lewandowski tuvieron cada uno de ellos una ocasión de acrecentar.

No obstante, el Hertha consiguió volverse a meter al partido. El empate llegó en el minuto 35, como de la nada, con un remate desde lejos de Lukebakio, otra vez maldito para el Bayern, que pegó en otro jugador y descolocó por completo a Manuel Neuer.

4 minutos después Marko Grujic, tras ganarle un balón aéreo a Pavard y conjuntar con Vedad Ibisevic, ganó el área y puso en ventaja al Hertha.

En el descuento de la primera parte, el Bayern demandó coléricamente un penalti, tras un empujón de Niklas Stark contra Kingsley Coman en el área mas el árbitro central, Harms Osmers, que estaba cerca de la jugada, ni tan siquiera consideró preciso preguntar el VAR.

En la segunda parte el Bayern prosiguió apretando, hubo ocasiones, entre ellas un disparo desde fuera del área de Gnabry que el meta Rube Jarstein debió desviar a saque de esquina en el minuto 56.

En el 59 Lewandowsli empató de penalti, sancionado por el VAR tras una situación menos clara que la que se había producido al final del primer tiempo.

El Bayern insistió mas no le alcanzó. La ausencia de 2 jugadores esenciales como Javi Martínez y León Goretzka que hubiesen podido asistir en ciertas situaciones pesó bastante.


Publicidad

 
Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo