El Athletic ya ha transformado 2021 en un año mágico en los 123 años de historia del club rojiblanco. Tras superar a un bravo Levante en la prórroga (1-2) en el Ciutat de València disputará su tercera final -Supercopa de España y 2 de Copa-. El equipo vasco ha recuperado la energía competitiva con Marcelino. Recién llegado el técnico tras la resolución traumática de prescindir de Garitano, ganó su primer título -tras superar a Madrid y Barna- y ha ido superando rondas hasta meterse en otra final.

Los futbolistas del Barcelona hicieron más que levantar frente al Sevilla el 2-0 de la ida que les dejará jugar la final de Copa. Negaron a todos aquellos líderes que hicieron de la desvergüenza la razón de ser del club. La pelota no se ensucia. Ter Stegen evitó el entierro en el Camp Nou. El tanto de Piqué en el 94 tuvo el impacto sensible del testarazo de Sergio Ramos en Lisboa. Lo festejó con los ojos inyectados en sangre y en frente de la cámara, tal y como si quisiese imitar el exorcismo de Maradona en el Mundial del 94.

La Copa se toma una pausa en las semifinales y de ahí que el Sevilla no está ya en la final. El ritmo furioso de eliminatorias precedentes deja ahora un impasse de 3 semanas hasta el momento en que se dispute el partido del Camp Nou por el hecho de que en semifinales hay ida y vuelta. Una vuelta en la que los de Koeman van a deber remontar un 2-0 si desean aspirar a un título que precisan como el comer. El Sevilla hizo su partido, sin prisa, y fue mejor a la hora acotar. Un enorme tanto de su todoterreno Kounde abría el camino y otro de un ex- como Rakitic dejaba muy tocados a los de Koeman.

El Athletic se ha clasificado para las semifinales de la Copa del Rey tras un bestial partido de poder a poder que se debió decidir desde la tanda de penaltis. El héroe final fue un Unai Simón que se hizo gigante desde los once metros. Una noche que ninguno va a olvidar. Ni ganador ni el que se va a casa con el mal sabor de boca, sobre todo por el hecho de que tuvo su instante en el partido para llevarse la eliminatoria y la justicia desde el punto de penalti siempre y en toda circunstancia es algo menos para el perdedor. Canales, el ánima bética, y Juanmi fallaron para el Betis.

'Solo' eran unos cuartos de Copa del Rey, cierto. Y, con todos y cada uno de los respetos, 'solo' era el Granada el contrincante. Mas este miércoles, en Los Cármenes, el apasionado del Barça volvió a sentirse orgulloso de su equipo como hacía tiempo que no lo hacía. Más por la imagen de los alumnos de Koeman que por la victoria en sí. Ni tan siquiera el buen juego desplegado terminó siendo lo más importante de la noche, puesto que los focos se centraron en la gran sensación de equipo unido que dio el Barça.

El Levante es equipo de semifinales de Copa del Rey. Se cargó a un Villarreal que padeció un castigo excesivo. Cárdenas amargó a los 'groguets' con una exhibición de paradas que dejó a Roger ser el héroe de la noche. Evitó la tanda de penaltis con un tanto histórico. Entre los cuatros mejores. Cárdenas fue el enorme protagonista de la primera mitad. De todo el partido para ser precisos. El portero del Levante fue el mejor partido de los granota de largo y mantuvo a los de Paco López. El Villarreal fue mejor y informó bien pronto con un remate de cabeza de Pau Torres que sacó exactamente el arquero.

El Sevilla, resuelto a hacer algo este año en la Copa del Rey, ya está en semifinales, ronda en la que se metió en Almería merced a un solitario tanto de cabeza Ocampos y sin percibir un solo tanto en toda la competición. El equipo nervionense, merced a su oficio y la seriedad con la que se tomó el emparejamiento, extiende su increíble buena ráfaga, que suma 6 victorias sucesivas entre Liga y Copa, deshaciéndose del único equipo de Segunda División superviviente en la competición del KO.

PUBLICIDAD

Adblock Detectado

Apoya este sitio desactivando el Adblock para seguir navegando. ¡Gracias!

¡Ya Desactive el Adblock!

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.