Cuando llegó Abel Ferreira a la rueda de prensa en el Allianz Parque, afirmó algo que dejó clarísimo quién fue el mejor equipo: "Galán es mejor adiestrador que ". Hasta le hizo ese reconocimiento cuando acabó el partido. Es una autocrítica fuerte que se hizo el portugués y en la mitad de ciertos encomios que recibió por llevar a Palmeiras a su primera final de Libertadores en 21 años, sabía realmente bien que este fue el peor partido que tuvo su equipo desde su llegada a tierras paulistas.

Un Santos ya clasificado remontó este martes en el tiempo de descuento con un tanto de Marcos Leonardo, de 17 años, y suprimió a un Defensa y Justicia argentino que perdió por 2-1 su billete a los octavos en la recta fin del partido, en la última jornada del conjunto G de la Copa Libertadores. El equipo que dirige Hernán Rizado se quedó a las puertas de la próxima ronda del campeonato, con 6 puntos, superado por el Delfín ecuatoriano, que cerró la fase con 7 unidades tras vencer por 0-1 al Olimpia paraguayo. El conjunto argentino bajó los brazos al final del encuentro a pesar de anticiparse en el marcador con el tanto de Braian Romero en el minuto 51, mas Lucas Braguita anuló la diferencia en el 78 y Marcos Leonardo dio la puntilla en el 91. Los dos salieron desde el banquillo.

PUBLICIDAD

Adblock Detectado

Apoya este sitio desactivando el Adblock para seguir navegando. ¡Gracias!

¡Ya Desactive el Adblock!

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.