España

Lucía de estreno el Wanda, modernizado a lo largo del verano con pequeños detalles estéticos para hacerlo más habitable. Más próximo. Ya no parecía perdido en la mitad de la nada, alfombrado el exterior con múltiples zonas ajardinadas que lo hacían más humano. Verde que cubría el cemento y que el día de ayer se mezclaba con el rojiblanco de los días de partido.

El arranque de la nueva etapa profesional de Julen Lopetegui, tras el fiasco que representó su breve paso por el banquillo del R. Madrid, comienza con una victoria. Un triunfo que es la primera derrota que padece el proyecto de David Gallego en el Espanyol y que, además de esto, consume una parte del crédito que el conjunto blanquiazul se había ganado a lo largo de la pretemporada con su juego y sus buenos resultados.

Montilivi acabó de pie, aplaudiendo a su equipo. El ahínco bien lo merecía. No ganó el Girona, que estrenó un camino que tiene como propósito el retorno a Primera con un empate. Resultado que consiguió merced al esmero, a la fe y la insistencia. Se impuso a un valiente Sporting, mejor en el primer acto y mermado en el segundo, cuando Damián fue expulsado con roja directa por la aparición del VAR. Y eso que Aitor marcó el 0-1 en el 86.

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo