EI Granada ya tiene el billete para dieciseisavos con una dulce derrota. No pudo ganar, ni tan siquiera empatar frente al PSV, mas la victoria del Omonia al PAOK mete a holandeses y nazaríes que prosiguen haciendo historia. En su primera participación europea ha superado la fase de conjuntos y se va a jugar el liderato en la última jornada. El pase ya está en el bolsillo, si bien haya debido ser gracias, curiosamente, al tanto de un de España Jordi Gómez, en Nicosia.

El PSV sabía que debía ganar sí o bien sí y salió presto a enseñar su mejor versión. Con el balón, tocando y sometiendo a un Granada que no padecía, mas tampoco intranquilizaba a los holandeses. Malen dio el primer aviso, si bien su remate se fue lamiento el palo, respondieron Machís y Soldado en una doble ocasión. Mas fue un espejismo. Por el hecho de que el dueño del partido era el PSV. Y, en el 38’ una enorme internada de Max le puso el balón perfecto a Malen que en el primer palo abrió el marcador. El tanto no hizo reaccionar a los nazaríes que llegaron al reposo mirando el partido de Nicosia.

Tras la reanudación, no hubo tampoco reacción. Esta llegó con los cambios de Diego Martínez, que reactivo al equipo con la entrada de Foulquier y Suárez. El colombiano pudo ser objeto de penalti, si bien no lo vio de esta forma el agremiado. La tuvo asimismo Yangel tras una buena jugada por la izquierda y Mvogo evitó el tanto de Soldado. El Granada insistía por el hecho de que no sabía lo que pasaba en Nicosia. En el campo, el tanto era el único objetivo, mas no llegó. Y, tras el pitido final, Diego Martínez dio la nueva. Dulce derrota, ahora a por el liderato.


PUBLICIDAD

Adblock Detectado

Apoya este sitio desactivando el Adblock para seguir navegando. ¡Gracias!

¡Ya Desactive el Adblock!