Julen Lopetegui, adiestrador del Sevilla, no va a haber sacado demasiadas conclusiones de otra victoria más de su equipo en la Europa League. A pesar de estar ya clasificado como primeros de conjunto, sus hombres pusieron sobre la yerba lo preciso para sumar 3 puntos más.

Y las reivindicaciones llegaron por la parte de los más olvidados de la clase. Bryan Gil y Dabbur, que apenas cuentan para el adiestrador en las convocatorias ligueras, dieron el triunfo con sus tantos. Ninguno reemplazará al sancionado Ocampos el último día de la semana y seguramente alguno salga en el mercado de invierno. Mas por ganas y esmero no va a quedar.

Lopetegui salió con toda la pólvora ofensiva que tiene en su equipo B. Munir, Rony, Dabbur y Chicharito. Todos desean un hueco en ese once inicial contra el Leganés. El Sevilla se bloqueó por la parte interior, puesto que no se generaban combinaciones entre líneas. Solo Munir puso en dificultades a Begovic en el primer tiempo con un disparo de falta que repelió el portero.El hispano-marroquí ya anotó en Luxemburgo de cuajo franco directo. Llegaba a esta jornada europea como el pichichi del campeonato con 5 dianas. Está para dar el salto al once inicial. Tiene algo diferente. Y su veneno cerca del área es evidente. Como Óliver, que es capaz de jugar cerca de la delantera o bien en el doble pivote y siempre y en toda circunstancia aporta. En sus botas tuvo una enorme ocasión solamente arrancar el segundo tiempo, mas le taponaron el disparo.

Y es que el Sevilla salió en el segundo periodo con más ritmo. Dabbur tuvo una buena ocasión para estrenarse en Nervión. Lopetegui encima movió el banquillo buscando más velocidad y desborde con la entrada de Bryan Gil. El canterano salió conectado y a los pocos minutos abrió la lata con un disparo desde la frontal que tocó en un contrincante. Reventó Nervión, que le tiene un cariño singular al de Barbate. No tiene apenas minutos, dejando en el olvido esa buena sensación que dio en su irrupción el pasado curso. En días bloqueados, Bryan siempre y en todo momento es luz. Y otro canterano como Pepe Mena vivió su primera noche como futbolista del Sevilla en el Sánchez-Pizjuán.

El Qarabag se estiró en el tramo final por el hecho de que precisaba al menos un punto. Y Dabbur pudo sentenciaren hasta 3 ocasiones. En el último suspiro la puso en la escuadra. Golazo del israelí, primero en Nervión. Pleno de puntos para el conjunto andaluz en Europa. No se reclamaron demasiados jugadores en un encuentro soporífero, si bien los olvidados de Julen le recordaron que todavía existen.


Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo