El Barcelona solucionó con más inconvenientes de lo aguardado la visita del Athletic en la primera de las finales que le quedan en esta Liga. El empate en Sevilla le quitó el privilegio de depender de sí y no le queda otra que ganarlo todo y aguardar un pinchazo del Madrid. Ganó, mas este Barça no es fiable. Le pasó lo habitual. Mucho control, sensación continua de riesgo cuando el balón está en los pies de Messi, mas sin llegadas claras frente a la meta contraria.

El único fallo protector del Athletic a falta de 20 minutos le dio un triunfo esencial, mas que deja interrogantes. La nota positiva es que está encajando asimismo pocos tantos con un Ter Stegen que está en un nivel fenomenal y eso asimismo da puntos.El cuadro vasco ya había derrotado esta temporada a los blaugrana en un par de ocasiones y sin encajar ningún tanto con lo que se aguardaba un choque disputado y de esta forma fue. Gaizka Garitano, poco amigo de los cambios, revolucionó el once y dejó en el banquillo a Capa, Iñigo Martínez, Muniain, Dani García y Raúl García, a los que había que sumar al sancionado Yuri. A pesar de que pueda parecer que eliminar a 6 titulares de cuajo fue dar mucha ventaja al Barça hay que decir el cuadro vasco dio la cara en todo instante y tuvo sus ocasiones para ponerse por delante en el marcador. El trabajo de Sancet en la presión, el buen partido de Vesga y Unai López y la velocidad de Williams arriba intranquilizaron más de lo aguardado a los locales.

Setién no rotó a pesar del exigente calendario que le viene con la visita a Vigo y la llegada del Atlético de Madrid al Camp Nou, en el que va a ser la prueba más exigente que tienen en la lucha por el título. El técnico cantabrio al fin pudo unir al tridente formado por Messi, Luis Suárez y Griezmann y en el centro del campo, al estar lesionado De Jong, alineó a Arthur, Arturo Vidal y Busquets, que se va a perder el choque de Vigo al ver una amarilla. A pesar de dominar la posesión de forma apabullante los de Setién se bloqueaban a la hora del último pase. El Athletic hacía marcaje zonal a Messi en ocasiones de hasta 3 hombres, mas los blaugrana no supieron aprovechar los espacios que había por las bandas cuando Leo tenía el balón. Al reposo, un partido más, se llegó sin llegadas claras del Barça.

La segunda parte no deparó cambios de comienzo y eso desesperó a Setién, con ademanes significativos en la banda. Sacó a Riqui Puig por un perdido Arthur buscando más velocidad en el movimiento del balón. Garitano reaccionó al momento y sacó a Muniain y Dani García para dar consistencia al centro del campo. El primer fallo de la defensa del Athletic estuvo a puntito de aprovecharlo Griezmann mas la veloz salida de Unai Simón desbarató su ocasión. Poco después el francés fue reemplazado por Ansu Fati, que tuvo una ocasión solamente salir. Asimismo salió Rakitic por Busquets, un cambio esencial puesto que el croata terminó con lo nervios marcando el 1-0 en una jugada con múltiples rebotes que no supo sacar la defensa rojiblanca. El tanto llegó inmediatamente después de una jugada polémica en la que Messi pisa el tobillo de Yeray sin que viese ningún género de tarjeta, como en su acción con Diego carlos en Sevilla.

El tanto dio calma a los de Setién y fue un mazazo tal para el Athletic que no supo reaccionar en lo que quedaba de partido a pesar de tener ya sobre el campo a más titulares como Muniain o bien Capa. El Barça pudo acrecentar el marcador con los vascos más abiertos, como una doble ocasión de Vidal y Ansu Fati, mas el tanto de Rakitic fue suficiente para proseguir en la lucha por el título. Piqué, en los últimos minutos, volvió a lamentarse como en Sevilla. Señal de alarma para los próximos partidos. No era un día a fin de que fallase el Barcelona por un doble motivo: por Juan Carlos Unzué, al que mostraron su apoyo con unas camisetas singulares su lucha contra la enfermedad y por el aniversario de Leo Messi, que mañana cumple 33 años.


PUBLICIDAD

Adblock Detectado

Apoya este sitio desactivando el Adblock para seguir navegando. ¡Gracias!

¡Ya Desactive el Adblock!