El Espanyol empieza una cruda cuenta atrás de las semanas que le quitan como equipo de Primera división. Su derrota frente al Betis le deja a 8 puntos de la permanencia con 21 puntos por jugarse. Un solitario tanto de Bartra tras un saque de esquina condenó al conjunto blanquiazul, quien jugó inquieto y con la cabeza demasiado puesta en el sufrimiento interior de un club que puede desamparar la elite tras 27 años. El Betis respira aliviado. El cambio en el banquillo ha servido para dejar al equipo andaluz ya en una zona sosegada en la que acabará el año.

Y eso que Wu Lei tuvo el empate en la recta final. No obstante, el Espanyol ya estaba sentenciado.El Espanyol brincó al Benito Villamarín siendo consciente de que se jugaba la vida. La victoria del Eibar había distanciado más si cabe una permanencia que prácticamente es una quimera, más aún viendo el calendario del conjunto catalán. Y encima Abelardo debía jugar sin sus centrales titulares, con Raúl de Tomás viendo el partido desde el improvisado banquillo en la grada de Heliópolis y esperando que el milagro aún es posible. Campuzano, con un mal control cuando se quedaba delante de Joel, mostró que el Espanyol iba a dar guerra.

Mas está para lo que está. Aguardar un fallo y corre. El Betis tampoco está para empresas mucho mayores y ni el cambio de adiestrador (y sistema con 3 centrales) dio lucidez a un equipo que semeja haber dimitido desde hace unos meses. Mucho balón en largo a la espera de la segunda jugada. Alexis deseó cerrar la hemorragia protectora. No obstante, esto le quitó asociados a Canales, quien tiró más de piernas que de calidad para crear algo de riesgo. Tuvo un buen disparo tras una ocasión de Mandi de cabeza. Fue exactamente el central argelino quien desvió la ocasión más clara del primer periodo. Calleri recibió un balón suelto y salió disparado cara la portería de Joel. Se le hizo por la noche en el momento de disparar.

El segundo tiempo arrancó con el primer tanto del partido, en un cabezazo de Bartra, tras un córner de Canales, en el primer palo sobre un Iturraspe que solicitaba falta. La necesidad blanquiazul se hizo emergencia y Aberlardo debió agitar su banquillo. La entrada de Wu Lei y Raúl de Tomás activó a un Espanyol que debía arriesgar. Un primer movimiento del atacante chaval habilitó a RDT, quien no supo qué hacer con la pelota. El Betis, por su lado, aguardaba su ocasión de terminar con el choque. Diego López debió sacar 2 disparos lejanos de Fekir y Canales.

Los hombres entrenados ahora por Alexis trataban de jugar con la desesperación visitante, que solo jugaban a arreones. Canales dirigía las operaciones, con un Fekir que apareció algo más en el segundo periodo para ocultar la pelota. Las piernas no le dan al francés para esas arrancadas superlativas. Abelardo hizo los 2 cambios que le quitaban ya antes que los primeros del Betis. Metió 2 jóvenes al campo, buscando a la desesperaba un tanto que le diese algo de vida. Mas sin los 3 puntos, poca queda. Wu Lei pudo salvar uno y erró lo que no se puede. El Espanyol se hunde camino de Segunda. El Betis ya respira apacible con esos 3 puntos, justo con el cambio de adiestrador y ya puede empezar a meditar en el curso próximo, donde no deseará pasar las fatiguitas del actual año.


PUBLICIDAD

Adblock Detectado

Apoya este sitio desactivando el Adblock para seguir navegando. ¡Gracias!

¡Ya Desactive el Adblock!