LaLiga Santander

Osasuna puso el conclusión a una semana fabulosa superando su récord de partidos sin perder en casa —entre 1958 y 1959 amontonó 30 choques sin morder el polvo en el campo de San Juan— merced a una trabajada victoria frente al Alavés (4-2) que fue una celebración del VAR en toda regla, puesto que la tecnología debió intervenir, de una forma o bien otra, a fin de que los 6 tantos que se vieron a lo largo del partido pudiesen subir al marcador.

A Cazorla con un paradón para desviar un disparo desde la frontal; a Gerard Moreno con la cara, sí leen bien, con el semblante para detener un misil a bocajarro; y a Albiol tirando de reflejos para sacar un cabezazo a medio metro. Increíble. Unai Simón levantó un muro en el estadio de La Porcelana y dejó a cero al submarino, que llevaba 24 partidos seguidos marcando.

De la tarde de finados para los grandes no pudo separarse el la capital española, que perdió una ocasión estupenda para subirse al liderato. Contra la costumbre, su camino fue de más a menos hasta el momento en que se le hizo indescifrable la defensa con 3 centrales del Betis. El VAR le quitó un tanto y no le dio un penalti. Eso fue lo más cerca que estuvo de ganar un partido en frente de un contrincante al que la necesidad aculó en tablas.

Atlético de la capital española y Sevilla desaprovecharon la ocasión de auparse, si bien fuera por dos horas, al liderato de la Liga Santander tras no ser capaces de pasar del empate (1-1) en el Ramón Sánchez Pizjuán en un partido con una parte para cada equipo y en el que los hombres de Simeone pagaron el conservadurismo con el que encararon los primeros 45 minutos.

Lo que podía haber sido una tarde feliz y una victoria más a sumar a la ráfaga en el Ciutat de València ha terminado en pesadilla. El cuadro de Valverde ha vivido su particular 'Halloween' en un estadio que ha terminado aclamando a los suyos entre 'olés'. Sin ideas, plano, con nula capacidad de reacción y sin siquiera orgullo tras percibir 3 tantos en apenas 7 minutos.

Hizo lo más bastante difícil el Atlético, que era marcar en un campo donde solo el Sevilla había horadado la portería local esta temporada. Mas dejó el trabajo a medias y prosigue con su mala activa de resultados en la Liga, donde suma 5 empates en los últimos 7 partidos y va dejando hacer a Barcelona y Real Madrid. Morata, que comienzo el encuentro en el banquillo, adelantó a los rojiblancos poco tras saltar al campo.

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo