El ascenso deberá aguardar. Osasuna no fue capaz de ganar en el Carranza, en un partido de máxima igualdad, y va a deber aguardar a que este lunes el Albacete no se imponga al Granada en el Carlos Belmonte para consumar su retorno a Primera división, un par de años tras perder la categoría. Por su lado, el Cádiz sostiene la deseada sexta situación.

Partido emotivo el vivido en el Ramón de Carranza, donde se guardó un 'minuto de silencio', si bien verdaderamente se podría charlar de un minuto de piano, en memoria de Juan Carlos Aragón, a quien asimismo le guardó tributo el capitán del Cádiz, Alberto Cifuentes, llevándolo en el brazalete.

Tras unos primeros minutos trabados, donde ningún equipo se hacía dueño del balón ni del ritmo del partido, llegó la primera ocasión de tanto. Una enorme jugada individual de Clerc, con ruleta incluida, acababa con disparo de Juan Villar que atajaba sin inconvenientes Cifuentes. Poco más ocurrió en una primera parte sin ocasiones de riesgo, donde los dos equipos, siendo consciente de los que se jugaban, solo se exponían a salir al contraataque y a balón parado, con hombres claves como Aketxe y Rubén García. Tras el paso por vestuarios, sin cambios en los onces iniciales, el partido se animó. Primeramente, fue el equipo local quien informó por mediación de Querol tras un centro proveniente de la banda izquierda. El balón quedó fallecido en los pies del delantero catalán, que se encontró con Rubén bajo palos. A continuación apareció Roberto Torres, que no había participado mucho en el juego hasta ese momento. No obstante, su gran disparo fue repelido por Cifuentes.

Seguía la igualdad sobre el césped y Álvaro Cervera era el primero en desplazar sus fichas. Y lo hizo ofensivamente. Renella entraba al partido reemplazando a Querol, al tiempo que Salvi, que resurgía 5 partidos después, reemplazó a Matos, pasando Jairo a ocupar el puesto de lateral zurdo. Pasada la hora de partido, Osasuna tuvo la ocasión de anticiparse en el marcador. David García se levantaba para rematar de cabeza un centro de Roberto Torres mas su remate se fue fuera por centímetros. Era, hasta ese momento, la ocasión más clara del partido.

Agotaría los cambios el Cádiz, en busca del triunfo, dando entrada a Manu Vallejo, que reemplazaba a Álex Fernández. Respondió veloz Arrasate, efectuando un doble cambio. Xisco y Brandon ingresaron al verde en menoscabo de Ibáñez y Juan Villar.Y a 5 minutos del final, Luis Perea, en el primer balón que tocaba, tuvo la mejor ocasión del partido para batir a Cifuentes, mas su disparo se fue alto, con todo a favor, tras una enorme cesión cara atrás de Brandon Thomas. Pudo haber sido el tanto del ascenso rojillo. No obstante, pese a la insistencia de los técnicos, nada alteró el rumbo del partido, que terminó como comenzó, con el 0-0 en el lumínico. El reparto de puntos retrasa el ascenso de Osasuna y sostiene al Cádiz una jornada más en puestos de 'playoffs', tras la derrota del Deportivo en Lugo.