En el último minuto David García marcó el tanto de la victoria para la UD Las Palmas. Un jarrón de agua fría para el Rayo Majadahonda, que trabajó a lo largo de todo el partido buscando salir de la zona de abajo. Tanto es conque se adelantaron los madrileños en un par de ocasiones. El partido empezó con los 2 equipos muy abiertos buscando el área contrincante.

El Rayo por fuera con extremos veloces y Las Palmas por la parte interior, con Galarreta y Timor dirigiendo el centro del campo. La igualada se rompió en un inocente penalti de Peñalba cuando el reposo asomaba. Verza no falló desde los 11 metros y puso por delante al equipo madrileño.

Mas Las Palmas, lejos de bajar los brazos, prosiguió bogando y salió del túnel de vestuarios muy conectado. El premio amarillo llegó, asimismo, desde los once metros. Una mano en el área de Óscar terminó con Rubén Castro convirtiendo el lanzamiento desde el punto de penalti para igualar el encuentro. La alegría al equipo de Iriondo le duró 20 minutos. Lo que tardó Araujo en inventarse un control con el pecho y una definición magistral tras un enorme centro de Cristian Cedrés, que entró en la segunda mitad.

El empate hizo que el partido se abriera todavía más. Las Palmas deseaba ganar y el Majadahonda tenía la obligación de buscar los 3 puntos. Y pudo lograrlo en los últimos minutos, mas la internada de Romera por la izquierda no halló rematador. Prácticamente con el partido finalizado, en una falta al vértice del área, Las Palmas halló el premio. Timor puso un gan balón al área que halló a David García como rematador y ponía el triunfo de los amarillos en el minuto 93.