No vale decir que Alemania jugó andando, que jugó. No vale decir que la competición no ilusiona a quien es ya preferida, que no lo hace. No vale decir que cuando se vio tan abajo en el marcador, el equipo de Löw no hizo ni el amago de procurarlo. No vale decir nada de eso, puesto que sería quitarle mérito a un repaso histórico de la selección de España, que se llevó por delante a una de las grandes, de las verdaderamente grandes, en una noche fantástica.

Un solitario tanto de Kanté dejó a Francia asaltar Da Luz y quitar a Portugal el liderato del conjunto 3. El aguardado frente a frente entre Griezmann y Cristiano deparó un choque muy igualado. Primer acto de relativa superioridad gala, con el barcelonista a los mandos y Martial errando hasta 3 ocasiones. Y un segundo tiempo de asedio luso tras el 0-1. Trincao salió de revulsivo y fue muy incisivo por la banda derecha, al paso que Lenglet se quedó en el banquillo. Sin el lesionado Mbappé, la ofensiva gala dependía más que jamás de la inspiración del ‘7’ blaugrana.

La selección de España va a deber ganar el martes a Alemania en La Cartuja para estar en la 'Final Four' de la UEFA Nations League. Con el triunfo de los germanos a Ucrania, España tenía la obligación de vencer a Suiza y solo pudo empatar con un tanto in extremis de Gerard Moreno. Ya antes, Sergio Ramos había pifiado 2 penaltis, que detuvo Sommer sin excesiva complejidad. Luis Enrique agitó el equipo desde la situación más inopinada. Apostó por Unai Simón en la portería tras su gran partido en frente de Holanda, al tiempo que en el resto de línea se cumplió el plan previsto, incluyendo el de jugar con una delantera sin un 'nueve' concreto. Ferran Torres, Olmo y Oyarzabal fueron los escogidos con el exblaugrana más centrado.

Portugal sostiene el liderato. Y lo hace con todas y cada una de las de la ley, goleando y jugando bien. La selección lusa está aceitada y se postula como una de las grandes aspirantes a llevarse la Eurocopa del próximo verano. Hasta un talento como Trincao se quedó sin jugar, homónimo del enorme potencial que acumula este combinado. Sin Cristiano Ronaldo, positivo por coronavirus, los de Fernando Santurrones se aferraron a Diogo Jota y a la gran movilidad de sus hombres de ataque para noquear a Suecia, que está cerca de caer a la Liga B. Mención singular para el 'red'. Doblete, asistencia y un puñal incesante en la izquierda.

Inglaterra padeció un tropiezo inopinado ante Dinamarca que le dificulta y mucho sus opciones de estar en la fase final. 3 minutos malísimos destruyeron a los 'Three Lions'. La defensa de Inglaterra padeció un cortocircuito total que le costó el partido ante Dinamarca (0-1) y se sacrificó primero con una absurda expulsión de Harry Maguire y 3 minutos después con un incierto penalti de Walker.

Eriksen, en su partido número 100 con la Selección Danesa, castigó desde el punto de penalti a una Inglaterra nada contenta con la actuación del árbitro de España Jesús Gil Manzano, que pitó un controvertible penalti a la media hora. El lateral del City bregó con uno de los delanteros de Dinamarca, este cayó al suelo tras una patada al aire de Walker y Gil Manzano, que vaciló un momento, apuntó el punto de penalti.

Un tanto de Kylian Mbappé a diez minutos para el final dio la victoria a la selección francesa en su visita a Croacia (1-2) y dejó sin opciones a la actual subcampeona del planeta en la Liga de Naciones, al paso que en exactamente el mismo conjunto Portugal doblegó (3-0) a Suecia con mucha autoridad sin Cristiano Ronaldo, que ha dado positivo por coronavirus.

En el estado Maksimir, el equipo de Didier Deschamps hizo un 2x1: se llevó los 3 puntos cuando daba por bueno el empate y suprimió a la siempre y en toda circunstancia temida Croacia. El triunfo empezó con un enorme tanto de Antoine Griezmann, que fusiló al meta ajedrezado en el área y su disparo besó las redes tras tocar el travesaño.

España no tiene tanto, esa es nuestra cruz desde siempre y en todo momento, y solventarlo tiene pinta de valer tanto como lo de mudar el modelo productivo del país. El turismo es nuestro músculo y el tiqui-taca asimismo, conque no queda otra que proseguir buscando de qué manera solucionar esos partidos en los que el contrincante se cierra y el balón se te atraganta. En frente de Ucrania volvió a suceder. Ni tan siquiera la combinación de Adama Traoré y Ansu Fati en el equipo titular sirvió para localizar el tanto. Ni con esas alas supimos volar en una noche que terminó en derrota y que pudo ser peor si Alemania no hubiese tropezado a exactamente la misma hora con Suiza.

PUBLICIDAD

Adblock Detectado

Apoya este sitio desactivando el Adblock para seguir navegando. ¡Gracias!

¡Ya Desactive el Adblock!