Tests PCR 48h ya antes de los partidos. Más jugadoras de baja por estar en contacto con un positivo que por lesión. 50 personas sumando trabajadores, prensa y personalidades en el estadio, presenciando el encuentro cuando el año pasado el Barça-Atlético reunió a 4.467 apasionados barcelonistas que gozaron del mejor partido que puede ofrecer el futbol femenino de España. Todo eso son cosas que la 'nueva normalidad' nos fuerza a admitir. De qué forma no hacerlo. No obstante, hay otras cosas que no cambian. Y entre esas está el dominio absoluto del Barça en la competición familiar. Las blaugranas superaron a su gran contrincante por el título en un partido serio y competido, que acabó decantándose en 3 minutos en los que el Barça penalizó 2 fallos del Atlético.

La diferencia con las rojiblancas es que Toni Duggan no hizo lo propio con un penalti que detuvo Cata Coll en una enorme intervención, eludiendo el 0-1. En la segunda parte el Barça se limitó a supervisar el partido y aprovechar una contra en la recta final para sentenciar el encuentro.

El partido comenzó con presión alta de un Atlético que procuraba cerrar bien por la parte interior y unir las líneas para eludir las triangulaciones del Barça. Las blaugranas dominaban, mas no hallaban espacios con sencillez. No había prisa, si bien en una acción apartada a punto estuvo de mudar todo. Un tiro desde la frontal lo desvió con la mano Marta Torrejón y la agremiada del encuentro no vaciló en indicar penalti. Cata Coll, imponente y con una seguridad indigna de alguien que se estrenaba en un partido de este calibre, detuvo el lanzamiento ajustado de la 'ex' Toni Duggan.

El Atlético había perdonado a su gran contrincante y, como acostumbra a pasar en estos casos, lo acabó pagando. No por el hecho de que cambiara su plan, sino más bien por el hecho de que este comenzó a enseñar grietas. Cada circulación de balón del Barça hacía brotar espacios en la retaguardia atlética y era cuestión de tiempo que alguien los aprovechase. Aitana y Alexia informaron con un par de ocasiones claras en el 12' y en el 16', mas fue superada la primera media hora de juego cuando el Barça halló premio. Un enorme pase entre líneas de Hansen lo aprovechó Patri Guijarro entrando desde atrás frente a la lentitud de la defensa y la portera rojiblanca para poner el 1-0 en el marcador.

Y sin tiempo a digerir el tanto, solo 3 minutos después, llegaría el segundo. Esta vez, merced a unas manos de Tounkara en el área que provocaron un penalti inocente que Jenni Bello no desperdició. Esto es el Barça, capaz de sentenciar un partido en un instante sea quien sea el contrincante.

Los 2 tantos de ventaja aletargaron al Atlético y eso lo aprovechó el Barça para ganarle minutos al reloj controlando el esférico y manejando el ritmo de partido a su antojo. Poco pudo intranquilizar el conjunto rojiblanco a Cata Coll en el segundo tiempo, en el que tampoco el Barça precisó hacer considerablemente más para acabar llevándose el gato al agua. En verdad, pocas ocasiones hubo antes que Lieke Martens dejase en el 84 el marcador final en un claro 3-0 que aúpa al Barça al liderato con 2 partidos menos que sus contrincantes y unos números de récord. 24 tantos a favor y ninguno en contra en lo que llevamos de liga, superando el registro histórico de 892 minutos sin encajar un tanto.


PUBLICIDAD

Adblock Detectado

Apoya este sitio desactivando el Adblock para seguir navegando. ¡Gracias!

¡Ya Desactive el Adblock!

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.