Las Palmas se aprovechó del mal instante del Extremadura para encauzar su segunda victoria sucesiva y respirar. Enfrente, el Extremadura volvió a caer en casa y prosigue una semana más en puestos de descenso. En el arranque fue mejor el cuadro amarillo, que no halló el tanto pese a las ocasiones de Benito, Narváez y Petri.

Con el dominio del partido para los de Mel, la primera ocasión casera llegó de la mano de Noveno, con 23 minutos ya jugados. El Extremadura proseguía sin hacer daño, con jugadas que acababan en la defensa canaria, cuando llegó el penalti sobre Narváez, que materializó Jonathan Viese para poner por delante a los suyos y cerrar la primera parte en el 42.

La segunda parte se proponía bastante difícil para un Extremadura que volvía a bogar contra corriente y que no se podía permitir salir de vacío de su estadio. Y la cosa estuvo a puntito de ponerse conveniente a los extremeños, si no fuera por la intervención del VAR que dejó en nada un tanto de Willy que de entrada había subido al marcador. Enfrente, Las Palmas a la espera, entendidos de que el paso de los minutos favorecería la llegada de más ocasiones con unos locales poco a poco más volcados. Mas no llegó la jugada aguardada por los canarios, y tampoco llegó la de un Extremadura que vuelve a perder una ocasión en casa para no descolgarse en la clasificación.


Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo