El Girona padeció, mas logró sacar los 3 puntos de Montilivi ante uno de los contrincantes más difíciles de la categoría. Y el salvador, el de siempre y en todo momento. Stuani respondió al esmero del club de renovarle, haciendo lo mejor que sabe hacer, meter tantos.


El público de Girona no faltó a la cita a un choque entre 2 de los equipos que seguro van a estar en la parte alta de la clasificación. Y las esperanzas no defraudaron. El aguacero en la segunda parte descafeinó un espectáculo que comenzó poco animado, movido por el respeto mutuo entre los contrincantes.

De este modo, tras unos primeros minutos sin demasiada acción, volvió a reaparecer la estrella que jamás se dejó de relucir, Stuani. A la media hora del juego, el uruguayo definió frente a la salida de Munir un pase entre centrales milimetradísimo de Borja García para adelantar a los catalanes en un partido que, tras el tanto, el Girona procuró dormir y supervisar.

Mas no se puede dormir un partido frente a un Málaga que no pare de empaparle intensidad. El Girona probó de jugar con la posesión y el Málaga trataba de asombrar con transiciones veloces. Juanpi volvió a resaltar en el cuadro andaluz y fue el máximo responsable de atraer el riesgo cerca la portería de Juan Carlos.

Los locales, en la segunda parte, pasaron a ocupar el rol de defensor, y vieron como sus energías iban degenerando conforme se iba acercando el final. El Málaga sujetó entonces la iniciativa mas la firmeza protectora de los de Unzué distanciaron todo el riesgo blanquiazul.

La lluvia intensa caída en Montilivi no favorecía un futbol vistoso, mas pese a eso, Girona y Málaga firmaron un partido de lo más igualado. La intensidad del principio redujo y las acciones más claras llegaron vía balón parado, mas ni con la estrategia ninguno se movió el marcador.

Los últimos minutos fueron de poco futbol, con muchas paradas y algún intento de pérdida de tiempo por la parte del cuadro local. Por último, el Girona se llevó el partido por la mínima ante uno de los aspirantes a regresar a Primera División, como los catralanes. Stuani justificó su firma de la mejor manera, dándole nuevamente la victoria a Unzué en el camino para regresar a la elite del futbol de España.


Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo