Cumplió con los pronósticos que le señalaban como preferido al triunfo el Espanyol en su visita a Las Gaunas, donde este domingo pasó sobre la UD Logroñés (0-3) para encadenar su cuarto triunfo sucesivo. No había conseguido ya antes dicho póquer de victorias en lo que va de esta edición de una LaLiga Smartbank en la que semeja estar de paso, y lo hizo con total merecimiento en un duelo en el que los tantos fueron obra de Raúl De Tomás, Sergi Darder y Javi Puado. Se mostró voluntariosa la UD Logroñés en el tramo inicial, mas pasado el primer cuarto de hora de juego recibió un duro mazazo en forma de 0-1. Firmó dicho tanto Raúl De Tomás, quitando las telarañas de la escuadra protegida por Dani Giménez en un lanzamiento de libre directo cuya ejecución dejó a las claras que a ‘RDT’ le viene pequeñísima la Segunda división.
Ya con ventaja en el marcador, pasó el Espanyol a apropiarse del balón, mas llegando al reposo la UD Logroñés e inclusive estuvo cerca del empate eminentemente merced a las jugadas a balón parado ejecutadas por la espectacular zurda de Iñaki Sáenz. Mas no halló la igualada, y como en el futbol el que disculpa lo termina pagando, un poco antes del camino a los vestuarios para el tiempo de ocio Darder cabeceó a la red un servicio de Óscar Gil desde la derecha que dejó el tanteo en 0-2.

Se había puesto ya la cosa cuesta abajo para el Espanyol, y tras la reanudación una enorme jugada individual de Javi Puado, habilitado por Dídac Vilà para internarse en el área, terminó con el atacante perico cruzando su disparo lejos del alcance de un Dani Giménez que vio con amargura como el 0-3 subía al lumínico.

Con el choque más que sentenciado cuando quitaba por jugarse más de media hora, Vicente Moreno movió el banquillo con la clara pretensión de administrar el cansancio de sus efectivos. Retiró del terreno de juego tanto a Darder (con molestias) como a David López, 2 de los frecuentes del ‘once’ y al unísono le dio minutos tanto al canterano Pol Joven, que los precisa como el comer, como a Calero, que semeja haber perdido su puesto como titular en el centro de la zaga.

Tras este triunfo y habiendo sumado 12 de 12 posibles puntos tras el 1 de 9 que hizo que el Espanyol perdiera el liderato, el conjunto perico va a visitar el próximo miércoles al Llagostera en partido pertinente a una Copa que ilusiona a una gran parte de la parroquia espanyolista, y el domingo próximo recibe a la UD Almería, un contrincante directo en la lucha por el ascenso y una piedra de toque para calibrar de qué manera de grande es el estado de gracia que atraviesa este Espanyol. Absolutamente nadie afirmó que fuera a pasearse en Segunda, por el hecho de que esta categoría es más difícil de lo que puede parecer, mas todo apunta a que, si no se tuerce mucho la cosa, los de Cornellà-El Prat no van a estar más de un añito en este averno que por potencial jamás debieron pisar.

PUBLICIDAD

Adblock Detectado

Apoya este sitio desactivando el Adblock para seguir navegando. ¡Gracias!

¡Ya Desactive el Adblock!