La Portugal industrial de Fernando Santurrones, la que ganó la Eurocopa con defensa y sin balón, repitió estrategia para proclamarse primer vencedor de la nueva Liga de Naciones. Un solitario tanto de Guedes le dio el título en su casa y confirmó el dominio luso en el futbol europeo actual. Suyos son los últimos 2 títulos en juego. El año próximo, en la Euro 2020, va a deber refrendarlo.

Fernando Santurrones, estratega estupendo, anuló a Holanda poniendo a William Carvalho encima de De Jong. Le prosiguió hasta el área cuando deseó recepcionar y le hubiese acompañado al servicio de ser preciso. Con ese primer obstáculo en el comienzo, los holandeses perdieron a su mejor futbolista y, lo que es peor, perdieron el balón. Portugal se frotó las manos ante tal aluvión de regalos, metió una marcha más y activó a su gente más ofensiva.

Entre tanto ruido sobresalió la figura de Bruno Fernandes, supuestamente débil de piernas mas enorme en el disparo desde lejos. Los futbolistas que engañan desde su apariencia son indudablemente los más peligrosos. El volante del Sporting de Portugal probó hasta 4 veces ya antes del reposo, un asedio que levantó a O bien Dragao a pesar de que le faltó el tanto.

Holanda se sabía en inconvenientes, mas no advertía las soluciones. Ni tan siquiera la entrada de Promes ni la situación más adelantada de Wijnaldum le abrieron un nuevo horizonte. Los portugueses picaban en su piel toda vez que podían. Guedes, hiperactivo, y Bernardo Silva, zahorí, intranquilizaron por las bandas más aun que Cristiano por el centro. Entre los dos dibujaron el tanto que sentenció el encuentro. Bernardo Silva se disfrazó de Laudrup y dio un pase sin mirar a Guedes, que fusiló a Cillessen. El portero del Barcelona pudo hacer más, en cualquier caso.

El reto que se le presentó a Holanda fue enorme. Remontar frente al anfitrión y en su casa fue mayor reto que superar a Francia, Alemania y también Inglaterra, como había hecho hasta llegar a la final. Mas este equipo de Koeman representa la restauración del futbol romántico y con esa premisa terminó por fallecer. Depay pudo empatar, asimismo De Roon, aun De Ligt acabó de 9. Europa tiene un rey y es Portugal. El vencedor de la Eurocopa y ahora asimismo vencedor de la Liga de Naciones.

Bernardo Silva fue escogido mejor jugador de la Liga de Naciones, una vez que Portugal conquistara el trofeo ante Holanda. El mediapunta del Manchester City fue determinante tanto en la final como en la semifinal. Ante Holanda dio la asistencia del tanto de Guedes, que al final supuso el título, al paso que contra Suiza dio el pase a Cristiano de su segundo tanto. Por otro lado, el reciente fichaje del Barna, el holandés Frenkie de Jong, fue escogido mejor jugador joven del campeonato.