Qué injusto es el futbol. Anoeta ha vivido el día de hoy la atroz despedida del Barça de una Champions en la que mereció más, considerablemente más. Las barcelonistas partían con el favoritismo en contra y no solo plantaron cara al Wolfsburgo, si no que fueron superiores. Mas volvió a aparecer el espectro de la carencia de puntería, y el Barcelona pagó costosos sus disculpes. Un tanto de rebote del Wolfsburgo deja a las azulgrana sin final, mas pueden irse con la cabeza altísima.
Arrancó el Barcelona con una electricidad que descolocó al Wolfsburgo absolutamente. No pasó ni un minuto antes que llegase el primer aviso barcelonista, con forma de un disparo alto de Graham Hansen, indudablemente figura clave en el partido. El Barça apostó por una presión muy intensa que forzó a las alemanas a rifar balones arriba. Las azulgrana tenían claro su objetivo y lo cumplieron con creces: recortar el juego vertical del Wolfsburgo de raíz. La sensación de riesgo fue superior por la parte del FC Barcelona y el Wolfsburgo, incómodo, tardó en recobrarse de la sopresa inicial y comenzar a plantar cara.

En el 12' una mano clara de Hendrich en el área fue reclamada con razón por el Barcelona, mas la árbitra no apuntó penalti. Se igualaron las fuerzas en medio del primer periodo y la lucha se trasladó al centro del campo, mas por poco tiempo. Excepto algún contraataque "made in Wolfsburgo" que acabó en poco, las alemanas no produjeron riesgo. En los minutos anteriores al reposo, el Barça volvió a coger la batuta del partido para arrinconar a un Wolfsburgo irreconocible. Hansen fue un quebradero de cabeza por banda derecha y sus conexiones con Oshoala arrancaron múltiples 'uy', llegando la noruega a rozar el palo en la más clara de la primera parte.

Tras el reposo, el duelo se reinició con el Barcelona dominando nuevamente, mas el tanto se negaba a llegar a pesar de la sucesión de ocasiones. Oshoala, Hansen y Mariona mandaron el balón lamiendo los postes hasta en 3 ocasiones. No fue el caso del Wolfsburgo. Las alemanas llegaron una sola vez, mas con esa bastó. Un centro de Harder que no acertó a proteger la zaga barcelonista lo cazó Rolfö de rebote para poner el 1-0 con toda la fortuna del planeta. Primer fallo del Barça, primer tanto de las alemanas.

Los minutos finales se vivieron con la agonía de ver a un Barça que lo procuró de todas y cada una de las formas posibles, mas no pudo. El Wolfsburgo a penas tocó balón lo justo para eludir los tantos azulgrana, mientras que las ocasiones que no desbarataban las germanas las perdían las barcelonistas con su negación de cara a portería. El partido murió poquito a poco con las ilusiones del Barcelona, mientras que las jugadoras, sobre el césped, se negaban a creerlo.

De esta manera, se cumplieron las esperanzas en lo que se refiere a resultado, mas el Barcelona ha probado que puede competir contra los clubes de primer nivel, eso sí, con mucho que prosperar de cara a puerta. Las barcelonistas han dejado atrás el amargo sabor a inferioridad de la final de Budapest, mas, desgraciadamente, esto no ha valido la clasificación.

PUBLICIDAD

Adblock Detectado

Apoya este sitio desactivando el Adblock para seguir navegando. ¡Gracias!

¡Ya Desactive el Adblock!