El Herbalife Gran Canaria plantó cara hasta prácticamente el final al Real Madrid, mas terminó cediendo frente al conjunto merengue (71-77), en un encuentro que acabó con las sonoras quejas de los apasionados locales a la tarea de los agremiados.

Tras un inicio errante en ataque por la parte de los dos conjuntos, el Herbalife gozó de su primera ventaja tras sendos triples de Hannah y Strawberry, si bien el Madrid igualó con prontitud merced a los centímetros de Tavares (6-6), que hacían daño a la defensa local.

Los 2 equipos se empleaban con intensidad en el primer parcial (14-12 a falta de 2.52 para el término del mismo), si bien el Gran Canaria cogió algo de ventaja tras una 'bomba' de Eriksson (18-13), y pudo ampliarla todavía más si no fuera por un tapón de Tavares a Wiley muy protestado por la afición local.

Este primer cuarto concluyó con un tiro libre anotado por Rudy Fernández (18-14) y un final lanzamiento fallado por el base de Norteamérica del conjunto isleño, Clevin Hannah.

Pablo Laso varió sensiblemente su equipo al comienzo del segundo cuarto, si bien el Madrid se veía inútil de frenar la ofensiva local, y el Gran Canaria se iba hasta el 27-21 con un triple de Tillie.

El choque entró en una fase en el que los agremiados apuntaron múltiples personales a los jugadores del Herbalife, lo que motivó encendidas quejas del graderío, que entonó el "de esta forma, de este modo, de esta forma gana el Madrid".

2 puntos de Hannah pusieron el 31-25 y provocaron el tiempo fallecido de Laso. Tras exactamente el mismo, Carroll probó que no es infalible y el conjunto de Pedro Martínez se iba de 8 con canasta de Vene (33-25), y más tarde Strawberry estuvo a puntito de anotar un triple que no deseó entrar.

Los locales se agradaban y Hannah ponía el 35-25, si bien desperdiciaron 2 tiros libres de Strawberry y una entrada siguiente de Wiley para irse de 12, y por último Facu Campazzo redujo la diferencia con tiros libres hasta el 35-27 con el que se llegó al reposo.

El Madrid, dirigido por Campazzo, se situó de manera rápida tras el paso por vestuarios a solo 2 puntos (40-38), justo antes que Tavares efectuase una falta personal sobre Wiley, castigada además de esto con falta técnica por la queja del pívot caboverdiano.

Los de Laso vivían sus mejores instantes y le daban la vuelta al choque con enceste de Randolph, aunque Wiley restituyó la igualdad con un increíble mate (47-47), a 2.55 para llegarse al último cuarto, que los Madridistas encararon con una mínima ventaja (49-51), frente a un Gran Canaria que tenía a Strawberry con 4 personales.

Los visitantes, a través de Thompkins, consiguieron su máxima renta (51-56), mas Herbalife reaccionó y volvió a apretar el electrónico con canastas de Strawberry y Wiley (55-56), y poco después un triple de Vene puso el empate a 58 y desató el alborozo en las gradas, a falta de 6.38.

Otro triple de Vene aloqueció a los seguidores isleños (63-61), con poco más de 5 minutos para terminar, si bien la mano de Campazzo volteó el marcador (63-66), aunque con Hannah volvió la emoción (65-66).

El propio Hannah cometió falta sobre Campazzo y le fue pitada técnica, lo que irritó a los incondicionales del Herbalife, que a 2.20 ganaban de 4 tras canasta de Tavares (67-71), y con 69-71, Vene erró un triple y Causeur puso en 69-73 con solo 44 segundos por delante.

Strawberry falló otro tiro de 3, y con 32 segundos para terminar el choque el Herbalife no pudo llenar la remontada.