Cavani falló un penalti señalado por el VAR en el 92' y también impidió que el 1-1 entre PSG y Niza se moviese a última hora. Ya antes, su compañero Neymar, asimismo titular, anotó su tanto número 50 con el PSG en 57 partidos que ha disputado, una cantidad más que respetable para el paso del exbarcelonista por el conjunto del Parque de los Príncipes.

Las pifias del Comite Ultra Paris, el ámbito más radical de la afición, tras el silbato del árbitro Thomas Leonard, dictaminando el final, era la señal evidente de impotencia y descontento frente a un Parque de los Príncipes que estaba listo para otro resultado, con la obtención del torneo como valor agregado.