Lewis Hamilton se ha alzado con la victoria en la carrera del GP de Hungría de la época 2019 de Fórmula 1, donde ha desplegado una estrategia opción alternativa para adelantar a Max Verstappen a 4 vueltas del final. El holandés había dominado desde la Pole Position, mas se ha quedado sin neumáticos. El dueto ha competido en su liga, puesto que los 2 Ferrari han terminado a más de un minuto.


Las opciones de Mercedes de presionar a Verstappen con su superioridad en parrilla –Bottas segundo, Hamilton tercero– se han evaporado en la salida. Lewis ha adelantado pulcramente a Valtteri en la curva 2, mas el finés ha dañado su alerón con un toque con Leclerc. El consecuente pit-stop le ha eliminado de la riña, lo que ha dejado a Max y Lewis en un duelo a mano.

Hamilton ha puesto a Verstappen contra las cuerdas, incluyendo un intento de adelantamiento errado en la curva 4. Frente a la imposibilidad de superarlo, Mercedes ha alterado de estrategia para hacer un segundo pit-stop y darle gomas nuevas a su conduzco. El pentacampeón ha regresado a 20 segundos del holandés, mas ha capitalizado sus cauchos para recortar la distancia y dejarlo atrás a 4 giros del final.

Carlos Sainz ha firmado una nueva actuación madura y también limpia para finiquitar quinto y dominar la zona media. El madrileño ha superado en la arrancada a su compañero Lando Norris y después ha contenido a Pierre Gasly a lo largo de la mitad de la prueba, pese a estar el francés con un Red Bull.

Max Verstappen salía desde la Pole Position tras imponerse por 18 milésimas a Bottas en la sesión de clasificación. No se trataba tan solo de la primera Pole del holandés en la Fórmula 1, sino más bien asimismo de la primera de Honda desde su regreso en 2015. Verstappen se cargaba el equipo Red Bull a sus espaldas para asegurarse una situación que calidad su peso en oro dada la complejidad de adelantar en el Hungaroring.

Valtteri Bottas acompañaba a Verstappen en la primera fila y Lewis Hamilton le pisaba los talones desde el tercer puesto de la parrilla. 2 Mercedes contra un Red Bull, por el hecho de que el de Pierre Gasly tan solo era sexto, 878 milésimas más lento que su compañero. Esa circunstancia daba a las flechas de plata la ocasión de jugar con la estrategia para presionar al holandés, que además de esto partía con la incógnita de si el mapa motor de la salida –problemático en Austria y Alemania– le jugaría otra mala pasada.

Ferrari era de nuevo la nota disonante. Ni Converses Leclerc ni Sebastian Vettel pudieron luchar por la Pole. Se quedaron a prácticamente medio segundo de Verstappen, un margen más voluminoso de lo que se podía prever en un comienzo. El sábado asimismo tuvo su dosis de fallos de pilotaje, esta vez con un Leclerc que trompeó en la última curva y dañó el alerón trasero contra el muro. Una intervención acertada de los mecánicos evitó males mayores.

Con todo esto en psique, no era de extrañar que poco a poco más personas mirasen a Red Bull y no a Ferrari cuando debían seleccionar la opción alternativa a Mercedes. Verstappen le había recortado 24 puntos a Hamilton en tan solo 3 carreras. Le apartaban 63 guarismos a falta de diez acontecimientos, con lo que un buen resultado en el Hungaroring serviría para irse de vacaciones con la sensación de que el Torneo quizás no estaba tan decidido como podría parecer.

Donde asimismo había acción era en la riña de la zona media, que tenía a McLaren como su fuerza hegemónica. Lando Norris salía séptimo y Carlos Sainz octavo. Vecinos de fila por segunda vez en todo el año y separados por tan solo 52 milésimas. El de España reportó inconvenientes de cómputo en la clasificación, mas se rehízo. Se lo jugaba todo en la salida, se hacía bastante difícil meditar que el equipo le favoreciera con la estrategia si tenía a su compañero delante al final de la primera vuelta.

Los neumáticos del fin de semana eran el C2, el C3 y el C4, identificados como el compuesto duro, el medio y el blando respectivamente. Pirelli aconsejaba a los que comenzaban con medios parar entre la vuelta 30 y la 35 para poner duros. Esta era la estrategia que podían proseguir los turismos de los 3 equipos punteros, que copaban las 3 primeras filas de la parrilla. Incluso de este modo, la vía más veloz conforme el fabricante italiano era tomar la salida con blandos y poner medios entre la 24 y la 30. Esta posibilidad interpelaba a Carlos Sainz, entre otros muchos. Alén del undécimo, todos salían con medios salvo Daniel Ricciardo –duros–.

Dirección de Carrera impuso 2 penalizaciones en parrilla. Antonio Giovinazzi recibió 3 puestos por obstruir a Lance Stroll a lo largo del trascurso de la Q1. El italiano cayó de decimocuarto a decimoséptimo. Daniel Ricciardo aprovechó su mala clasificación –decimoctavo– para estrenar una unidad de potencia totalmente nueva, con lo que cayó en el fondo de la clasificación.

El sábado, los equipos aprobaron unánimemente la propuesta de Liberty Media de ampliar el calendario a 22 carreras en la época 2020. Una medida que se preveía salvadora para el GP de España, que tan solo unos días ya antes había recibido el aval de la Generalitat de Cataluña. El Circuit de Barna-Catalunya aspiraba a una prórroga por un año a fin de ganar tiempo para negociar un nuevo pacto en un largo plazo alén de 2021.

En clave mercado de pilotos, la cláusula de desempeño de Verstappen vencía tras esta carrera. Podría activarla siempre y cuando fuera cuarto clasificado o bien peor en el Mundial. Dicho de otro modo: el holandés renovaría de manera automática con Red Bull para 2020 toda vez que Vettel no ganara y acabase noveno o bien peor. Toto Wolff asimismo se pronunció para asegurar que Mercedes tan solo pensaba en Valtteri Bottas o bien Esteban Ocon para su segundo monoplaza. Helmut Marko negó que Fernando Alonso fuera a reemplazar a Pierre Gasly en el segundo Red Bull, días una vez que trascendiese desde Italia que el asturiano se había acercado a la órbita de los de Milton Keynes.


Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.
Más información De acuerdo