Takuma Sato rompió la baraja. El nipón dio una exhibición en la tanda final y doblegó a Scott Dixon, el enorme dominador de la carrera... justo hasta el instante de la verdad, las últimas 30 vueltas. Sato impuso un ritmo infernal en el último stint, como es frecuente en él, y se anotó su segunda Indy 500... bajo bandera amarilla. Un brutal accidente de Spencer Pigot a 5 vueltas del final quitó algo de emoción al final de la prueba... si bien no merecimiento al triunfo del nipón.Una carrera que no fue nada favorece para los españoles.

El accidente que padeció Fernando Alonso en el segundo día de adiestramientos de las 500 millas de Indianápolis ha perjudicado más de lo que en un inicio parecía. El conduzco asturiano, con un vehículo remachado, ha probado una notable pérdida de competitividad respecto a lo visto en las primeras jornadas de ensayos y en la clasificación ha hecho su primer intento en una pobre 26ª.

PUBLICIDAD

Adblock Detectado

Apoya este sitio desactivando el Adblock para seguir navegando. ¡Gracias!

¡Ya Desactive el Adblock!