Tenis

Novak Djokovic se sacude el pecho como Tarzán, por el hecho de que termina de deshacer el embrollo y acabar con la agonía de una tarde épica. Termina de imponerse al señorial Roger Federer en la final más larga de la historia de Wimbledon 7-6, 1-6, 7-6, 4-6 y 13-12, en 4h 57m, superando de este modo las 4h 48m entre el suizo y Rafael Nadal en 2008 y consigue de esta forma un lauro que le hace levitar con 16 grandes.

Serena Williams deberá continuar aguardando para procurar igualar el récord absoluto de 24 títulos de Grand Slam que proseguirá teniendo a solas la legendaria australiana Margaret Court. La ganadora de 23, 7 veces campeona en Wimbledon, no pudo reeditar su éxito en el campeonato británico pues encontró con una luchadora que no da una bola por perdida y que soporta lo que le echen: Simona Halep.