Rafael Nadal se coronó este domingo por novena vez en el campeonato de la ciudad de Roma y conquistó su 34 título Masters 1.000, al triunfar por 6-0, 4-6 y 6-1 en una épica final contra el serbio Novak Djokovic, número 1 del planeta. En el capítulo número 54 de la rivalidad más larga de la historia del tenis, Nadal, número 2 del ranking ATP, se impuso tras una batalla de 2 horas y 25 minutos a Djokovic, que le había negado este año la victoria en la final del Abierto de Australia.

El mallorquín convalidó el título conquistado el año pasado en el Foro de discusión Itálico, cuando doblegó al alemán Alexander Zverev en la final, y ganó su primer campeonato de esta temporada, cuando falta una semana a fin de que se lance nuevamente al ataque al trono de Roland Garros.

La pista central cobijó un duelo entre 2 leyendas del tenis. La final número 118 de la carrera de Nadal y la 108 de la carrera de Djokovic, que ya antes de este domingo había ganado 2 de 2 en la tierra batida romana contra el abalear.

Rafa y "Nole" se exhibieron frente a la atenta mirada del brasileiro Gustavo Kuerten, vencedor en la ciudad de Roma en 1999 y premiado por el embajador del tenis italiano en el planeta, Nicola Pietrangeli, ya antes del duelo con la Raqueta de Oro por su trayectoria.

Marcó el territorio desde el principio Rafa, que quebró a Djokovic en el primer juego y que sostuvo su saque en blanco para escaparse de forma inmediata 2-0. Con un "drive" asolador, el mallorquín creó bolas de rupturas en todos y cada uno de los turnos al saque del serbio y las aprovechó para conseguir el primer 6-0 de la historia de los enfrentamientos entre los dos, en 142 parciales.

Fue un set impecable para Nadal, que había endosado un 6-0 a 3 contrincantes diferentes en este torneo: al francés Jeremy Chardy, al georgiano Nikoloz Basilashvili y al de España Fernando Verdasco.

Nadal cerró el primer parcial en 39 minutos y confirmaba las estadísticas que le veían por delante 16-7 en los duelos con Djokovic en tierra.

Ya contra las cuerdas, aumentó la agresividad Djokovic, sostuvo por vez primera el saque en el primer juego y llegó a tener una bola de ruptura con ventaja 2-1, si bien Nadal la anuló con un tremendo 'drive' y defendió su saque.

Hizo falta el mejor Djokovic, que estuvo en pista 7 horas y 48 minutos en este campeonato, más de 2 horas más que su contrincante, para contener a un Nadal que tuvo 5 bolas de ruptura para poder sentenciar el partido, una con 4-4 para ir a sacar por la victoria, y que no las pudo aprovechar.

Tras cancelarlas, el serbio quitó el saque a Rafa con 5-4 en el marcador y extendió el encuentro, forzando el set definitivo, tras una hora y 40 de lucha.

Se reabría la batalla. Hacía falta fuerza física y mental. Y Rafa, que ganó su primer título en la ciudad de Roma con 18 años en 2005 tras un encuentro de más de 5 horas contra el argentino Guillermo Coria, no tremió.

Hurtó el saque a Djokovic en el primer juego y eso fue un golpe sicológico. El serbio rompió su raqueta, por segunda vez en este campeonato, y Nadal no volvió a entregar ocasiones de ruptura para tomar ventaja 2-0 y defenderla hasta el 5-1.

El de España volvió a quebrar a "Nole" en el séptimo juego y sentenció el partido, para redactar su nombre en el campeonato del Foro de discusión Itálico por novena vez.

Rafa se transformó en el primer jugador capaz de ganar 34 títulos Masters 1.000 y amplió su historia legendaria sobre tierra batida, 14 años tras su primera victoria en el Foro de discusión Itálico.