Había curiosidad, y un tanto de miedo, por ver el comportamiento que tendría Rafa Nadal frente a un contrincante de fuste, un tenista que sobre el papel podía ponerle las cosas complicadas y que además de esto se había ahorrado el partido de octavos por abandono del italiano Matteo Berrettini. Y la verdad es que Stefanos Tsitsipas, número 6 del planeta, le produjo al tirotear una derrota muy, muy dura, por el hecho de que le remontó 2 sets, algo que solo le había sucedido a Nadal un par de veces, en la ciudad de Miami 2005 contra Federer y en el US Open 2015 en frente de Fabio Fognini.

Novak Djokovic proseguirá defendiendo su reino. El serbio ya está en cuartos del Abierto de Australia tras imponerse a Milos Raonic (7-6 (4), 4-6, 6-1, 6-4), el próximo en esa pelotón de sacadores que le deparó el cuadro. Fue un duelo de supervivencia, en el que los dos tenistas debieron lidiar con inconvenientes físicos. Nole, con esas molestias en el costado derecho que tanto dieron que charlar contra Fritz, y el canadiense, con un inconveniente en el pie derecho. Venció el número uno del planeta, que ahora espera a un hueso duro: Alexander Zverev.

Rafa Nadal llegó a su estreno con la pregunta de la carencia de rodaje en competición mas sobre todo con las dudas que mismo había expresado en público sobre el estado de la zona baja de su espalda, que llevaba días ocasionando molestias. “Estoy en una situación difícil. Cuando saco tengo un músculo que se tensa y no me deja hacer el movimiento con libertad, con lo que no puedo forzarlo”, informó. Es una sensación personal de la que mismo debe ir dando el una parte de novedades. Si bien nada mejor para avanzar física y anímicamente que una victoria por la vía veloz, que deja entrar en calor sin desgaste, cuidando puntos sensibles como la espalda.

Aplaudía Conchita Martínez desde un costado de la Margaret Court, por el hecho de que lo que había visto le había agradado. Esto es, un estreno tal y como se quería. Por mucho que Margarita Gasparyan no representara una enorme amenaza —es la 127º de la WTA y el segundo de sus 2 títulos, menores, data de 2018—, un debut es un debut en todo grande y oculta trampas por todos y cada uno de los rincones. Ahí están los cosquilleos y esos nervios rebeldes que acostumbran a acompañar a la puesta de largo, cuando el cuerpo se entumece y tiende a encogerse el brazo más de lo normal.

PUBLICIDAD

Adblock Detectado

Apoya este sitio desactivando el Adblock para seguir navegando. ¡Gracias!

¡Ya Desactive el Adblock!