Rafa Nadal llegó a su estreno con la pregunta de la carencia de rodaje en competición mas sobre todo con las dudas que mismo había expresado en público sobre el estado de la zona baja de su espalda, que llevaba días ocasionando molestias. “Estoy en una situación difícil. Cuando saco tengo un músculo que se tensa y no me deja hacer el movimiento con libertad, con lo que no puedo forzarlo”, informó. Es una sensación personal de la que mismo debe ir dando el una parte de novedades. Si bien nada mejor para avanzar física y anímicamente que una victoria por la vía veloz, que deja entrar en calor sin desgaste, cuidando puntos sensibles como la espalda.
Nadal, 34 años y n.º 2 mundial, abrió su temporada oficial en tanto que ya antes disputó una exhibición contra Dominic Thiem justo tras la cuarentena de Adelaida. Y lo hizo con oficio derrotando al serbio Laslo Djere, 25 años y 56º ATP, por 6-3, 6-4 y 6-1 en 1h.52’.

El jueves, nuevo duelo, contra un jugador proveniente de la fase anterior, el estadounidense Michael Mmoh, que batió en 4h.06’ al serbio Viktor Troicki: 7-6 (3), 6-7 (3), 3-6, 7-6 (3) y 7-5.

Nadal sirvió a una media de 176 km/h. con el primer saque. 151 km/h. con el segundo. Saque más potente a 195 km/h. Solo padeció un ‘break’ y anotó 5 ‘aces’ y una doble falta. ¿Qué tal la espalda”. Conforme afirmó el tirotear en la entrevista a pie de pista, “he pasado 15 días bastante difíciles por las molestias y cuando menos he podido subsistir. Estoy acá para esmerarme, como siempre y en toda circunstancia. No puedo decir solamente. Vamos a ver día a día. El día de hoy me di un día más para prosperar. Prosigo vivo”.

Vivísimo por el hecho de que manejó con suficiencia su estreno en el Rod Laver Arena, en un choque nuevo en el circuito. A favor, su experiencia en situaciones bastante difíciles relativas a protestas del cuerpo y una clase que da para mucho frente a un contrincante sin armas para hacerle daño. Nadal desveló después que había variado el ademán de saque para no padecer tanto con la espalda, que no respondió tal y como hubiese deseado. “No fue el día perfecto”, apuntó.

Lajovic sufrió su cuarta victoria en un individual en este Open, en el que no conoce el éxito. Ha perdido sus últimas 6 citas en Grand Slam, las 7 más recientes en cancha dura. Es completo mas sin un saque o bien un golpe que puedan poner en aprietos a un sólido Nadal, con su tenis de fondo bien precisado.

Terminó Rafa con un recital de derechas paralelas, pegadas en carrera, alejado, de fuera cara adentro. Un espectáculo final para ornamentar su clasificación, irse al hotel con buenas sensaciones con la raqueta, a la espera además de esto que la espalda vaya mejorando poco a poco.

PUBLICIDAD

Adblock Detectado

Apoya este sitio desactivando el Adblock para seguir navegando. ¡Gracias!

¡Ya Desactive el Adblock!